¡Eso lo conozco!

Un día fui de manera improvisada a ver una exposición de tres ilustradores españoles, llamada 3/100. A veces soy muy despistada y esta fue una de esas ocasiones ya que, tras recorrer toda la exposición detenidamente, justo al final, reconocí un original de David Despau que aparece en uno de los libros que poseo.

Este descubrimiento me hizo tal ilusión que al fin comprendí lo que debió sentir mi prima en 2004, en París, cuando fuimos al Musée dÓrsay. Vimos, por ejemplo, obras de Van Gogh y Degas bastante conocidas…sin embargo hubo una con la que mi prima se detuvo en seco y me pidió que le hiciera una foto junto a ella. Era “La madre de Whistler”. En seguida caí en la cuenta de que hay una peli de Mr Bean en la que esa obra cobra mucho protagonismo y que mi prima también había visto.

Supongo que el encontrar el original cuando lo creias lejano , inalcanzable…casi ficticio, es más emocionante que lo que promete el folleto de turno.

El blog el Dado del arte  lleva unos meses dedicado a el arte en el cine, pero yo me pregunto: ¿cuánta gente ve ese tipo de cine? Me refiero a biopics y documentales sobre artistas. A mi parecer, el arte en el cine no es ese, sino que es el que llega a todo el mundo, el que sale en Bridget Jones, en Mad Men, en Titanic. Ese que hace a cualquiera, a todos, fijarse en el arte.

Tengo varios libros que recopilan obras de muchos ilustradores y en ocasiones he intentado emular sus estilos ,cuando me he creido capaz. Si, a veces me envalentono como una niña y digo “Eso lo hago yo”…y lo pruebo. De entre todos los ilustradores de los libros, uno de mis elegidos habia sido David Despau. El retrató a George, y yo a Najwa. Está claro que no hay color, pero fue mi primer intento al estilo Despau.

¿Por qué se les llama ilustradores cuando debería llamárseles artistas? ¿Acaso no tienen su propio lenguaje?

El que tenga cojones a decir que esto no es arte, que tire el primer comentario.

¡Compártelo!