Una Galleta al Rey

#UnaGalletaalRey
#HuyeReyJuanCarlos

Una galleta al Rey |
MNCARS | 03.08.2022
por Lxs Artistas del Hambre

Las galletas que ha creado Barbarella Blow, doctora en Gastronomía Política, en el contexto de la celebración del II Aniversario de la inauguración de la Estación Onírica construida por la Redretro en el Metro de Madrid: “Huye Rey Juan Carlos” en homenaje a la huida del Rey Emérito de España un 3 de agosto de 2020. Fastos conmemorativos estos, organizados por el Sistema de Transporte Onírico quien participa en la muestra “Giro Gráfico” en la pieza colectiva titulada “Zapantera Negra”, conocida popularmente como “La Casita Zapantera” en el Museo Centro de Arte Reina Sofía, (MNCARS) PRESENTAN HOY AQUÍ LAS GALLETAS CONMEMORATIVAS “Huye Rey Juan Carlos” y “Reyes Caóticos” con el nuevo sabor de la receta sueca, que ha sido cocinada para sentir como brotan en éste orden; dulzura, picor y asco.

Con ésta acción no nos hacemos los suecos, y no miramos a otro lado. Nos adelantamos a un invierno difícil. El pueblo pasa penurias, hambre y frío, mientras la monarquía engorda y la política se alimenta de carroña. Le damos hoy, esta galleta al Rey, y a los súbditos hambrientos del arte de la Reina Sofía. 

El cuerpo de la obra crece,
el hambre nunca es satisfecha,

el apetito nunca cesa. 

Lxs artistas del hambre.

Mayrit, 3 de Agosto de 2 0 2 2 


Receta de una galleta al Rey |
MNCARS | 03.08.2022
por Barbarella Blow

España es quizás el país más rico en gastronomía, el arte de transmitir sentimientos a través del sabor. Con ésta obra culinaria queremos, a la vez, recordar el pasado glorioso español a cargo del emperador y denunciar las taras de la monarquía actual. Tanto el proceso macrohistórico desde los reyes católicos hasta día de hoy, como el proceso de reinado de Juan Carlos I atraviesan las tres fases de las que habla el sabor de la obra: bondad-dulzor, excesos-picor y finalmente extrañeza-regusto malo.

Todo chef sabe que los sabores transmiten sentimientos que recorren el cuerpo desde que se huelen hasta que se digieren. Así, el sentido del olfato nos avisa de si algo es venenoso o al contrario, bueno para nosotros. Seguidamente, la lengua nos va diciendo otras cosas y en ocasiones el sabor inicial cambia a otro mientras masticamos esa información e incluso deja finalmente un regusto tras haber tragado. Una suerte de chicle mágico que sabe a roast beef creado por Willy Wonka. Finalmente, el estómago decide si hay que vomitar o si acepta intoxicarse y que el cerebro procese emociones inusuales que cambian nuestra percepción.

Ingredientes:

500g. de harina.
Lo básico para sobrevivir cualquier crísis.

250g. de mantequilla. 

procedente de Francia, aporta refinamiento, acogiendo lo mejor del país vecino

2 cucharaditas de Jengibre molido.
Carlos V en su testamento menciona, entre otros ingredientes importados gracias a las nuevas rutas, éste rizoma. Como una de las primeras especias exportadas de Oriente, el jengibre llegó a Europa durante el comercio de especias y fue usado por los antiguos griegos y romanos. El jugo de los rizomas viejos es extremadamente picante y a menudo se utiliza como especia en la cocina china para disimular otros aromas y sabores más fuertes, como los mariscos y la carne de cordero.Galeno lo utilizaba como medicamento para corregir los tumores, defectos del cuerpo y en tratamientos de parálisis causados por exceso de flema. Avicena, reconocido médico musulmán, lo recomendaba como afrodisíaco, altamente beneficioso en el tratamiento de la «debilidad sexual». En investigaciones médicas se ha comprobado que la raíz de jengibre es un efectivo tratamiento contra las náuseas causadas por los mareos en medios de transporte.

3 cucharaditas de Canela fina.
Procedente de Sri Lanka. Se aprovecha como especia su corteza interna, que se obtiene pelando y frotando las ramas.Las mejores plantas crecen en climas lluviosos, en suelos de textura franco arenosa, profundos y con alto contenido de materia orgánica y excelente drenaje. Una tierra muy fangosa limitaría el crecimiento de la planta y esta produciría una corteza de baja calidad .

1 cucharadita rasa de Nuez Moscada.
La mirística o árbol de la nuez moscada es un género de árboles perennifolios procedentes de las Islas de las Especias, en la actualidad las islas Molucas en Indonesia. 

2 cucharaditas de Pimienta Sichuán
(pimienta japonesa, coreana, china, flor o pimienta de montaña): La pimienta de Sichuan tiene leves reminiscencias a limón, pero es picante y por ello pertenece a la familia de las pimientas más fuertes. La mayoría de las recetas proponen un breve tostado y luego una molienda fina antes de agregarla a la comida. Planta: Alrededor de septiembre a octubre, las bayas se vuelven de color escarlata y explotan, esparciendo las semillas negras en su interior. Las ramas están defendidas por espinas que crecen de a pares.  

Un par de huevos.

300g. de Azúcar moreno.
emplear éste azúcar grueso en lugar de azúcar blanquilla hace que las galletas adopten en su superficie un aspecto muy divertido que parece glitter una vez horneadas.

4 cucharadas de Miel de caña Nuestra Señora del Carmen
(miel malagueña de caña): un producto único en el mundo, con más de 75 años de antigüedad. Se ha elaborado siempre en la localidad axárquica de Frigiliana, donde se resisten a abandonar la transformación de la caña más dulce, la que introdujeron hace más de un milenio los árabes.

2 Pizcas de sal.
Sirve para potenciar el resto de sabores, al igual que la tierra necesita un mínimo de sal (mineral que el cuerpo no metaboliza por sí mismo) para que puedan absorberla las plantas y animales. 


Receta,
pasos a seguir:

  • Tamizamos las especias, la harina y la sal, mezclando bien.
  • Añadimos la mantequilla ablandada y amasamos hasta formar migas.
  • Añadimos el resto de ingredientes y amasamos hasta que no se pegue a las manos la masa.
  • Con un papel film arropamos porciones pequeñas de masa para pasar el rodillo hasta hacer paquetes finos de masa, sin añadir nada de harina. Cuando tengan unos 3 mm de grosor se meten en una bandeja en el congelador

  • Con el horno precalentado y la masa congelada, nos deshacemos del film y cortamos las galletas a nuestro gusto. Horneamos 10 minutos en la parte alta del horno a 180 grados, y después dejamos enfriar en una rejilla.   

  • Podemos escribir o dibujar en ellas con glasa real algo divertido para nuestros amigos…¡menuda sorpresa!

 

 

¡Compártelo!