Escápate

Si usted es rico y no sabe qué hacer con tanto dinero, siga leyendo.

Si usted se siente oprimido de alguna manera, siga leyendo.

Si usted no puede dormir después de ver las noticias, siga leyendo.

No siga leyendo si es usted dictador, líder de una secta o adepto extremista de cualquier ideología.

Ayer miré un programa de televisión y me impactó de tal manera que fui incapaz de dormir hasta bien entrada la madrugada. Incluso, he tenido pesadillas. El programa hacía un recorrido por Pyongyang, y alguna zona más aparte de la ciudad. Era como la antítesis de EXM o MXM.

Debo decir que normalmente procuro mantener mi alzheimer* bien grave, porque me ayuda mucho a ser feliz. Viendo este programa mi alzheimer desapareció durante horas y , menos mal, hoy es otro día en el que intento compensar los niveles bajos de alzheimer que sufro, con sentido del humor.

Querido lector millonario,

Como no querría robarle ni un minuto más ni agotar su paciencia con una introducción demasiado larga, voy al meollo de la cuestión.

¿Le gustaría tener en su mansión una obra de arte que el tiempo se encargue de revalorizar y a la vez le presente a usted como un filántropo de cara a las visitas? ¿Busca una obra exclusiva ?

Le recomiendo que utilice google alerts y programe “artísta plástico nacido en corea del norte” solamente le queda esperar (no se sabe cuánto tiempo) y comprar. Lo que el guernica es a España, usted lo obtendrá de Corea del Norte.

Mientras tanto, si quiere puede observar la obra del artista chino Yue Minjun y compararla con ésta página del cómic Pyongyang:

Óleo de Yue Minjun, del movimiento “Realismo Cínico”

Una página del cómic Pyongyang

Si usted se siente oprimido, es usted un artista en potencia. ¿Le gustaría formar parte del mundo del arte y al mismo tiempo sublimar su dolor?

Entonces, empápese de todo aquello que le haga daño a su alma. Mire las noticias buscándose a sí mismo, vea documentales practicando la complicidad. Cuando ya no pueda más con todo, recoja lo que tenga más a mano y transfórmelo para expresarse.

Señor dictador, mire que le he dicho que no siga leyendo pero usted ni caso…¡en el fondo es un rebelde eh?! Bueno, allá usted.

*Le llamo vivir con alzheimer a no pensar más allá de uno y sus seres cercanos, ver el telediario como el que ve una película de acción Hollywoodense y sobre todo tener una amnesia selectiva para con toda realidad que te remueva las tripas.

¡Compártelo!