¿Cómo se siente un artista?

Ser artista es ser sensible a la realidad , tener la sensación de que debes impulsar a otros a experimentar las emociones que tu sientes ante los estímulos que el mundo te brinda. Mediante el arte, intentas comunicar esas sensaciones. Intentas que otros se detengan y experimenten emociones que les hagan sentirse vivos, identificados, que sientan una complicidad con lo que otro ha expresado. Es como contar un chiste a alguien que está triste, un chiste que resuma la situación y cambie su perspectiva a mejor. Es decir: “te entiendo muy bien, ¿por qué no pruebas a mirarlo de esta forma …?

Resultado de imagen de pelos de punta

Quiero ponerte los pelos de punta

A menudo, un artista se deprime debido a que le frustra la idea de que los otros quizás están tan atrapados por la rutina, las metas erroneas, que se darán un batacazo si nadie les avisa. El artista entonces comienza a sentirse como un héroe, se le ocurre que va a hacer algo para avisar a los demás del peligro de no estar en contacto con sus emociones. Esto puede parecer prepotente, si, porque el artista quiere cambiar la percepción de los demás, como un dios benefactor o un diablo burlón. Digo diablo porque a veces el hecho de pararse a pensar y cuestionarse los valores que te están moviendo en la vida, le hace a uno darse cuenta de problemas que antes ignoraba pero…no se debe vivir con el cerebro y el corazón entumecidos ¿no?

Aunque el artista quiere enviar su mensaje y una comunicación profunda con los demás, muchas veces parece que autoboicotean su transmisión con metáforas y simbolismo. Esto es porque algunos artistas saben que a las personas les gusta resolver puzzles, acertijos que les brinden un orgasmo intelectual una vez resueltos…a menudo presentan sus mensajes en forma de incógnita para que el placer de despejarla grabe en la memoria del espectador la moraleja.

Otros artistas, a través de la belleza o complejidad técnica de sus obras, atrapan la mirada del público y consiguen ese tiempo de pausa y reflexión en la vida de los demás. En “Las puertas de la percepción” Huxley se extasía ante algunas obras de arte, prestando atención a cada detalle con mucho detenimiento.

Retrato por Chuck Close

El artista hace encuadres de la realidad, fotografía con su propio filtro las particularidades que le desestabilizan los sentidos y las amplía para el espectador. En resumen, dice: ¿Te habías fijado en esto? ¡Espera, que no te lo debes perder! o voy a retratar este momento histórico para que nadie lo pueda tergiversar en el futuro.

Parece que fue un buen día de caza

Hablo de realidad y sin embargo tú debes estar pensando que no siempre es así, que a menudo se representan cosas intangibles…la verdad es que dependiendo del prisma filosófico que emplees, lo puedes llamar realidad o X. Para sentar unas bases de entendimiento te digo que yo considero real toda posibilidad contruida por los átomos del universo y además las posibilidades contruidas por la mente. Desde que una idea hace chispas en un cerebro, sólo es cuestión de tiempo hasta que se lleva a cabo de manera material.

Los antropólogos estudian el lenguaje porque cada cultura se define por las palabras que emplean los individuos que la componen, la clave reside en esas palabras intraducibles a otras lenguas. Los artistas, representan la cultura de la que provienen mediante un lenguaje universal y así, ofrecen una llave maestra al lenguaje, inteligible a pesar de las fronteras.

Arte Inuit

Con todo esto, parece que estoy dejando de lado el arte abstracto, sin embargo incluso éste transmite emociones, asociamos el color a impulsos ancestrales (como el rojo, sangre, hambre, violencia, manzana, pasión, phohibido….o el azul, infinito, océano, tristeza, relajación…) y la forma también provoca sinestesia (picos son igual a áspero y agresividad, redondeces son igual a suavidad, amabilidad).

Resultado de imagen de psjm sinestesia

Sinestesia de PSJM

¡Compártelo!