La Ruleta de la limpieza

La Ruleta de la limpieza: Un juego pensado para repartir las tareas del hogar, ya sea en un piso compartido por estudiantes o en una familia.

Montada sobre una pizarra blanca, cada jugador hace unas marcas en la pizarra alrededor del disco y se hace girar la ruleta. A cada jugador le toca hacer las tareas junto a sus marcas durante una semana.

Cada vez que cumplas una tarea, comunícaselo a tu oponente y éste comprobará si la has llevado a cabo satisfactoriamente. De ser así, tu oponente anotará en tu escala de score los puntos que te has ganado. El valor de cada tarea es el número que aparece en su queso. Al finalizar el periodo para realizar las tareas, el jugador con mayor cantidad de puntos debe recibir un regalo o un gran favor de parte del jugador con menos puntos. Si uno no sabe hacer lo que le ha tocado , puede pedir al otro que le enseñe. En éste caso los puntos se reparten entre los dos a partes iguales.

Qué implica exactamente cada tarea:

Sacar la basura… cada vez que esté llena y mantener su cubo limpio. Orgánica, plástico, cartón y vidrio. Barrer o aspirar el suelo… dejando limpia la bolsa del aspirador cuando haga falta y limpiar el polvo de los muebles.

Poner la lavadora y tender la ropa… y destenderla dejándola doblada en su sitio o en el cesto de la plancha.

Planchar la ropa… y colocarla en su sitio.

Hacer la comida… y limpiar aquello que ensucies mientras cocinas.

Lavar los platos… cubiertos, vasos y ponerlos en su sitio una vez secos, idem con el lavavajillas. Poner la mesa para comer.

Limpiar el baño… todos sus elementos, azulejos, espejo y limpiar el resto de cristales de la casa cuando haga falta.

Mascotas y plantas… cuidarlas. Este queso tiene un interrogante en el lugar de los puntos debido a las diferencias entre cuidar diferentes mascotas y plantas. Vosotros decidís cuántos puntos vale ésta tarea.

Hacer bricolaje… reparar algo que se ha roto, buscar una bombilla, encargar a un profesional que haga la tarea si uno no sabe y atenderle cuando se presente . Si no hace falta reparar nada, limpia el horno, la nevera o crea algo que haga falta en la casa.

Fregar el suelo…de toda la casa.

¡Compártelo!